Flora Y Fauna

Harpía:
La mayor de las aves rapaces de Sudamérica y con raras citas en nuestra País, se conoce una cita de nidificación en la zona de Liniers, Eldorado y Gdor. Lannuse - Misiones, donde se obtuvieron dos pichones durante 1988. de la zona de Montecarlo fue llevado el ejemplar que el naturalista Juan Foerster tuvo por varios años , hoy día se encuentra en el zoológico del Sr. Kruse en Montecarlo
Como todas las rapaces necesitan grandes extensiones como territorio , el cual es cada vez mas escaso. Por se una especie rara bien figura en el libro rojo internacional de especies en peligro.

Harpia

Mas Aves en peligro de extinción

Águila Viuda o Patera:
Algunos observadores señalan a esta rapaz como la predadora del raro pato serrucho dicen que su presencia es infalible en las correderas donde andan dichos paros, de donde se lanza sobre ellos.
La destrucción de su hábitat y el ser utilizados como blancos por desalmados cazadores, han colocado a esta especie en peligro.
Aguila viuda
Águila Calzada Barreada:
Es una especie de las selvas tropicales. Nidifica en árboles altos y necesita grandes territorios por lo que va desapareciendo debido a los desmontes.
Se alimenta de vertebrados que captura con sus poderosas garras.
Se conoce alguna cita de esta ave en el parque Nacional Iguazú.
Águila Monera:
Muy similar a su pariente la Harpía pero, de menor tamaño.
Es muy escasa en Misiones y los registros proceden de 2 de mayo e Iguazú. Su alimentación consiste en aves y mamíferos arborícolas que viven en el estrato superior. Como todas las rapaces de gran tamaño necesita grandes extensiones lo que es cada vez mas escaso.
Esto lo ha llevado a figurar en el libro rojo de las especies en vía de Extinción.
Pato Serrucho:
Patillo de ríos y arroyos de aguas rápidas y cristalina del norte de Misiones.
Este raro y curioso patillo de pico fino y aserrado ha debido enfrentar además de la alteración de su hábitat una encarnizada persecución para proveer de ejemplares embalsamados a los museos del Mundo entero.
Esta citado en el Libro rojo de especie en vías de extinción.
Pato Serrucho

Yacutinga o Pava de Monte:
Vive en selvas de Misiones en márgenes de arroyos y ríos, come frutos, semillas, y granos. Muy cazado por su rica carne. Es una de las mas grandes y bonitas aves de la selva misionera. En la actualidad es muy difícil encontrarla se ha podido contar 33 ejemplares en el año 1987. Esta especie figura en el libro Rojo. Debe realizarse planes de cría en cautiverio para poder salvar a la yacutinga de su desaparición.
Yacutinga

Macuco:
En la argentina solamente habita en la selva misionera. Es un ave del tamaño de un pollo de color gris azulado, muy perseguido por los cazadores por su exquisita carne, algunos remedan su silbido para atraerlo.
Al atardecer suelen silbar en busca de sus compañeros para juntarse en el dormidero, debido a la destrucción de su hábitat cada ves es mas difícil verlo.
Macuco
Papo Rosa o Loro Pecho Vinoso:
Esta especie se considero extinguida pues desde hace varias décadas no se tenían datos sobre ellas.
En 1984 fue descubierta en los alrededores de Campo Viera. Esta es la única Provincia que se conoce por la Argentina. Por lo tanto esta en vías de extinción. Son muy perseguidos por los pobladores pues son muy buenos habladores.
Papo Rosa
Guacamayo Rojo:
Guacamayo Rojo:
Fue uno de los grandes loros que el siglo pasado habito en las selvas Misioneras, hoy solo se lo encuentran en grandes selvas sudamericanas.
Ejemplares capturados en Misiones se encuentra en Museos de Bs. As.
Guacamayo rojo
Maracaná cara Afeitada:
Habita en selvas abiertas de América del Sur. Muy raro, no se conoce su situación en Misiones.
Figura en la lista del Libro Rojo Internacional de las especies en vía de extinción.
Maracana
Chorao:
Es conocida solo en Misiones para Argentina. Loro de cabeza amarilla, con cara y hombros de color rojo, es muy raro en la actualidad por lo que figura en el libro rojo.
En Primavera nidifica en árboles huecos con más de 10M. De altura, y son perseguidos como mascota. Se desplazan en grandes bandadas para comer frutos que escasean cada vez mas. Además su decadencia parece estar ligada a la desaparición de los bosques de Pino Paraná.